Ariles y más ariles

 

    • Título:Ariles y más ariles. Los animales en el son jarocho.
    • Autor:Caterina Camastra
    • Ilustrador:Julio Torres Lara
    • Editorial:El Naranjo
    • Páginas: 80
    • Grado:Primaria

Ir a sitio

 

 

Lectura recomendada a partir de 8 años en adelante…

Sinopsis

El son jarocho es un ritmo típico de Veracruz, que se acompaña con bailes muy animados. Este libro es una muestra de los muchos sones que hablan sobre animales: pájaros coloridos y cantarines, peces veloces y sabrosos, un piojo tremendo y un zopilotito, conejos y tuzas que asoman de sus guaridas, pollitos indefensos y toros bravos, una víbora que toca, una iguana que baila y un gallo que canta al amanecer cuando el fandango termina. Textos e imágenes invitan a cantar y a bailar, y también a inventar nuevas canciones.

Semblanza autor:

Caterina Canastra nació en Italia en 1976, estudió el diplomado de Intérprete, Traductor y Corresponsal en Idiomas, en Italia, la licenciatura en Idiomas Modernos, en Londres, Inglaterra y la maestría en Literatura Mexicana en la Universidad Veracruzana, e hizo un doctorado en Literatura Comparada en la Facultad de Filosofía y Letras de la unam. En 2001 obtuvo el Premio Michelangelo Notarianni.

Semblanza ilustrador:

 Julio Antonio Torres Lara nació en Veracruz en 1979, estudió Artes Plásticas en la Escuela Municipal de Artes Plásticas del inba, en el puerto de Veracruz; fotografía en el Instituto Veracruzano de Cultura, y Diseño Gráfico y Artes Plásticas en la Universidad de las Américas-Puebla. Ha participado en exposiciones colectivas nacionales y extranjeras. Como promotor cultural ha desarrollado diferentes proyectos en los que ha impulsado el papel del diseño como un lenguaje que explore ética, cultural.

Beneficios del libro:

  • Refuerza los lazos afectivos entre los niños y sus padres.
  • Proporciona información sobre la cultura musical veracruzana.
  • Ayuda a desarrollar la sensibilidad
  • literaria, es decir, la capacidad de sentir emoción por medio de los libros.
  • Contribuye a la formación estética de los niños.
  • Invita a reflexionar sobre las tradiciones musicales mexicanas.
  • Anima a explorar la relación entre palabras y música.

Público:

  • Niños de 8 a 11 años
  • Padres de familia
  • Maestros de primaria, música y civismo

Deja un comentario

Politicas de Privacidad.