Cuento del sinsonte olvidadizo

    • Título:Cuento del sinsonte
      olvidadizo
    • Autor:Orlando Rodríguez Antonio
    • Ilustrador:Enrique Martínez Blanco
    • Editorial:El Naranjo
    • Páginas: 40
    • Grado:Primaria

Ir a sitio

 

Lectura recomendada a partir de 7 años en adelante…

Sinopsis

El sinsonte, también conocido como cenzontle, es un ave que además de emitir un magnífico canto, es capaz de imitar el trino de otros pájaros, el sonido de otros animales y hasta el ruido de las máquinas. Pues el sinsonte de este cuento ha olvidado su cantar y preocupado se da a la tarea de buscarlo. Descubre dónde y cómo lo encuentra, y entona los versos que, en su afán de ayudarlo a hallar la melodía perdida, le sugieren sus amigos del monte.

Semblanza autor:

Orlando Rodríguez Antonio nació en Cuba y se dedica al antiguo oficio de domador de palabras. Su extensa obra ha sido galardonada con el Premio Internacional de Novela Alfaguara 2008, el Premio Internacional de Novela para Niños Artemis-Edinter, Guatemala, 1993, el Premio Nacional de Literatura Infantil La Edad de Oro, del Ministerio de Cultura de Cuba, 1986, y el Premio Nacional de Literatura Infantil Ismaelillo, de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, en varias ediciones.

Semblanza del ilustrador:

Enrique Martínez Blanco nació en Matanzas, Cuba, en 1947. Es pintor, ilustrador y diseñador gráfico. Reside en México desde 1991. Su obra ha recibido numerosos premios en Artes Visuales en la Academia de San Carlos. Ha expuesto en forma individual y colectiva, y ha ilustrado muchos libros para niños y jóvenes.

Beneficios del libro:

  • Favorece la construcción de vocabulario.
  • Desarrolla en los niños habilidades que los conducen a la comprensión y expresión del lenguaje.
  • Propone una nueva manera de leer y estructurar las palabras.
  • Invita a los niños a jugar con las palabras a través del ritmo y la musicalidad de los versos.
  • Desarrolla la sensibilidad poética y literaria de los niños.
  • Anima a la lectura en voz alta.

Público:

  • Niños de 7 años en adelante.
  • Padres de familia.
  • Maestros de primaria.
  • Promotores de lectura.

Empieza a leerlo…

Dicen que una vez a un

sinsonte olvidadizo,

al más olvidadizo de todos

los sinsontes, se le olvidó su

cantar. Y como un sinsonte

sin melodía es lo mismo que

un bosque sin verde o que

una playa sin azul, el pequeño

músico echó a volar por

el monte, en busca de una

canción que le viniera bien.

Vuela que te busca y busca

que te vuela, el sinsonte

desmemoriado llegó junto al

arroyo, y éste, al verlo tan

piquicerrado, le propuso con

su voz de agua:

—Canta mi canción, amigo.

—A ver —suspiró el sinsonte—,

¿cómo es?

—Así:

Erre y erre rifirrafe,

erre y erre raferrí,

rápido, arremolinado,

runruneante y saltarín.

 

Deja un comentario

Politicas de Privacidad.