El huevo azul

    • Título: El huevo azul
    • Autora: Silvia Jaeger Cordero
    • Ilustrador: Sunset Producciones
    • Editorial: Castillo
    • Páginas: 120
    • Grado: 3º y 4º de primaria
    • Para: Lector Intermedio


Ir a sitio

 

Lectura recomendada a partir de los 8 años en adelante…

Sinopsis

Tutul se inventa un reino y se convierte en rey de Uxmal. Todo hubiera sido perfecto de no ser por un mismo sueño que perturba su felicidad. Con la intención de darle una explicación, manda llamar a los más grandes sabios. La vieja hechicera Ixmuc es la única que pude entender el significado: que Uxmal merece un rey más justo y honesto; y será el joven Yaxahkín, con la ayuda de todos los dioses, quien superará todas las pruebas para coronarse.

Temas
• Las tradiciones
• Las distintas formas de gobernar
• Las creencias

Valores
• Integridad
• Valor
• Confianza

PROPUESTAS DE LECTURA

1. El huevo azul: un mundo lleno de posibilidades, si uno las sabe ver

Algunas ideas para el maestro

La literatura es una herramienta muy eficaz para la enseñanza, gracias a que los personajes de las historias son capaces de influenciar a los niños casi tanto como las personas que leen con ellos. Además, es bien sabido que las cualidades de la lectura se incrementan en función del diálogo; hablar con los niños sobre lo que leen clarifica las vías hacia la lectura con significado. El huevo azul brinda al lector una oportunidad divertida para, a partir de los ojos de Yaxahkín, sacar sus propias conclusiones sobre lo que significa vivir en el camino del bien o elegir el camino del mal. Asimismo, el lector comprueba que sin importar qué tan grandes o chicos seamos, siempre es mejor contar con el apoyo de los amigos; de esas personas que impulsan nuestro bienestar. Los amigos de Yaxahkín, además, no son cualquier amigo, son la representación de los dioses de nuestros antepasados: Chac, dios del agua y de la lluvia; Pauahtún, uno de los cuatro dioses del aire; Kinich-Ahau, señor del Sol, del fuego y de la luz del día, e Itzam-Cab-Aín, madre de la flora, la fauna y todo lo que existe en esta Tierra. Todos ellos, junto con el señor Kukulkán, la Serpiente Emplumada, el humano todo bondad, lograrán hacer de Uxmal un lugar mejor.

Algunas preguntas útiles

• ¿Será que Tutul actuaba de mala fe?, ¿por qué?
• ¿Yaxahkín era valiente todo el tiempo?
• ¿Creen que los humanos podemos ser valientes todo el tiempo?
• ¿Por qué Yaxahkín no le hizo caso a Xibilbá, el malvado geniecillo?
• ¿Qué creen que hubiera pasado si Yaxahkín le hubiera hecho caso a Xibilbá?
• Si Ixmuc no hubiera encontrado el huevo azul, ¿qué otro personaje les hubiera gustado que lo encontrara?, ¿por qué?
• ¿Por qué creen que Yaxahkín nació de un huevo azul?
• ¿Qué es una profecía?
• ¿Conocen alguna profecía?, ¿cuál?
• ¿Para qué son las profecías?

2. El huevo azul: “Todo es posible, cuando uno quiere y cree que puede hacerlo”

 

Algunas ideas para el maestro

La clásica confrontación entre personajes “buenos” y “malos” muestra el camino natural hacia la victoria del protagonista “bueno”, sobre la representación ancestral del mal, que aparece en el geniecillo Xibilbá, y la falta de compromiso y escrúpulos del rey Tutul. La fórmula clásica del dominio de la inteligencia, la fortaleza de corazón, la verdad y el amor sobre la fuerza bruta, la falsedad, la mentira y el odio se repite en esta historia, con el elemento enriquecedor de una cultura tan espectacular como la maya. A la mejor usanza de los cuentos tradicionales, El huevo azul lleva al lector a enfrentarse al mal hasta acabar con él; a vencer, a veces sin saber ni cómo, al personaje antagonista, lleno de defectos y falsos valores, como la obsesión de conservar el poder sin pensar en el daño que le hacía a sus súbditos, a Uxmal y a él mismo.

Algunas preguntas útiles

• ¿Podemos definirnos como sólo “buenos” o sólo “malos”?
• ¿Ustedes que son, “buenos” o “malos”?
• ¿Ixmuc era buena, a pesar de quererle quitar el trono a Tutul?
• ¿No le habrá dado nunca un poco de miedo a Yaxahkín reinar Uxmal?
• ¿Le preguntó alguna vez Ixmuc a Yaxahkín si quería gobernar?
• ¿Por qué creen que pasó Yaxahkín unas pruebas tan difíciles?
• ¿Por qué los dioses no resuelven las pruebas, como se los propone el propio Yaxahkín?
• ¿Creen que Yaxahkín hizo trampa por tener la ayuda de los dioses?

3. El huevo azul: México, un país lleno de historias hermosas

Algunas ideas para el maestro

Elegir historias, las cuales fomenten el desarrollo de cualidades humanas de gran valor, exige tiempo y esfuerzo. El huevo azul embona como una llave, para que los lectores exploren los valores expresados en nuestra cultura y en nuestro país. La historia está situada en un tiempo y espacios concretos; habla de lugares reales que son identificables, como los cenotes y las cañadas en Uxmal, ubicado en la península de Yucatán, que es uno de los centros ceremoniales más representativos de la cultura maya. Mostrar a los lectores que son herederos de una cultura excepcional, tocando aristas como el hecho de que la cosmogonía maya siempre estuvo vinculada con la creación artística, da pie para que los lectores vinculen de una manera casi inmediata a la historia con las distintas disciplinas artísticas, y por supuesto, hagan conciencia sobre la rica tradición oral mediante la cual conocemos hoy en día historias como El huevo azul, que nos acercan a nuestro pasado.

Algunas preguntas útiles

• ¿Conocen Uxmal?, ¿les gustaría conocerlo?
• ¿Han visitado alguna ruina maya?
• ¿Qué saben sobre los mayas?
• ¿Saben lo que significa la palabra “identidad”?
• ¿Saben qué significa Uxmal?
• ¿Por qué se imaginan que los nombres de los personajes son tan diferentes a los nuestros, si también son mexicanos?

ACTIVIDADES

1. A partir de la lectura, representen entre todos alguno de los lugares de los que habla la historia: el lugar en donde nació Yaxahkín, el Palacio del rey Tutul, el bosque en donde son convocados los dioses. Una vez que hayan elegido qué lugar representarán, vuelvan sobre la lectura del párrafo en donde se lea su descripción. Pida a los niños que cierren los ojos y que intenten oler, escuchar, sentir y ver cómo es el lugar. En cuanto abran los ojos, permita que pinten, de preferencia, en una superficie grande.

2. Pida a su grupo que haga una representación pictórica de los dioses. Genere los comentarios de los alumnos sobre sus representaciones. Proporcione más material sobre el tema como cierre de la actividad.

3. Divida al grupo en dos equipos. El equipo uno serán “los buenos” y el equipo dos representarán a “los malos”. Antes de iniciar la representación, pida a cada equipo que escriba cuáles son sus características, dependiendo a qué grupo pertenecen. Indíqueles que la característica principal consistirá en una obra silente, por lo que cada uno deberá explorar su lenguaje corporal para poder presentar al otro equipo una historia.

Deja un comentario

Politicas de Privacidad.