Nicolás dos veces

    • Título:Nicolás dos veces
    • Autor:Monique Zepeda
    • Ilustrador:Esmeralda Ríos
    • Editorial:El Naranjo
    • Páginas: 34
    • Grado:Maternal y preescolar

Ir a sitio

 

Lectura recomendada a partir de 1 a 5 años en adelante…

Sinopsis

A Nicolás le gusta dibujar animales muy feroces, pero cuando llega la noche negra negra, estas criaturas parecen tomar vida y se meten en sus sueños. El lector descubrirá qué hace Nicolás para expulsarlos.

Semblanza autor:

Monique Zepeda es autora de muchísimos libros que han obtenido importantes reconocimientos. La mayoría de su trabajo y estudios los ha enfocado a sus dos grandes pasiones: el mundo de la literatura y el de los niños. En El Naranjo también ha publicado los libros Una vez, un bosque y Tigre callado escribe poesía.

Semblanza del ilustrador:

Esmeralda Ríos estudió Diseño y Comunicación Visual en la ENAP. Su interés principal es contar historias, sobre todo a los niños; la animación cinematográfica y la ilustración son sus principales herramientas.

Beneficios del libro:

• Ayuda a los pequeños a entender y expresar sentimientos como el miedo.
• Invita a usar la imaginación para resolver problemas cotidianos.
• Invita a enfrentar los miedos con humor e ingenio.
• Refuerza los lazos afectivos con sus padres.

Público:

• Niños de 1 a 5 años en adelante.
• Padres de familia.
• Maestros de maternal y preescolar.
• Psicólogos.

Empieza a leerlo

Nicolás siempre dibuja animales muy feroces. Con muchos dientes y que daban grandes rugidos.
—Son bravos, bravos –decía Nico, que se llamaba Nicolás dos veces.

Llega la noche. Casi siempre se acerca de a poquito, pero a veces, cae de golpe. La noche negra negra.

Nicolás so se puede dormir.

Los animales están sueltos.

—Los tigres, los cocodrilos y las panteras tienen unos dientes muy grandes —susurra Nicolás
tragándose las lágrimas, más de dos veces.

—…Nico, coco… las cosas también pueden cambiar de color —explica quedito ma-mamá.

Los tigres de color rosa no pueden ser tan bravos… las panteras con confeti son definitivamente más
divertidas…

Ninicolás se duerme con sus animales pintados de colores.

Llega otra vez la noche, ni rápida ni lenta, con pasos silenciosos de pantera.

Nicolás no se puede dormir. Hay un tigre, pequeño pero muy rayado, que anda suelto.

Mamá pinta una jaula para que el tigre tigre pase la noche.

—Mañana lo soltaremos, Nico.
Nicolás ya duerme porque sabe en dónde está la llave.

Por la mañana, el sol es tan grande que todos los animales se ven chiquitos.

—Uno puede ser chiquito, bravo bravo, y de colores —piensa Nicolás.

Deja un comentario

Politicas de Privacidad.