Pessoa. Infancia sin fin. Fragmentos sobre la infancia

    • Título:Pessoa. Infancia sin fin. Fragmentos sobre la infancia
    • Autor:Rodolfo Fonseca
    • Ilustrador:Álvaro Santiago
    • Editorial:El Naranjo
    • Páginas: 104
    • Grado:Secundaria

Ir a sitio

 

Lectura recomendada a partir de 13 años en adelante…

Sinopsis

Antología de fragmentos poéticos en los que Fernando Pessoa, con sus múltiples heterónimos, recuerda su niñez, reinventa, nombra sus objetos infantiles y observa a los niños desde el lugar del adulto que nunca renunció a su infancia.

Semblanza autor:

Nació en la Ciudad de México, en 1958. Es poeta y editor creativo. Ha antologado a poetas como Fernando Pessoa, sor Juana Inés de la Cruz, Ramón López Velarde, Efraín Huerta y José Juan Tablada, entre otros, para ediciones de libros infantiles y juveniles. Desde 1989 a la fecha ha editado numerosos libros infantiles para diversas editoriales, así como creado varias series y colecciones, entre las que se puede mencionar: Poesía a cucharadas. Antología de
la poesía mexicana del siglo XX, Cuando el río canta. Antología de poesía popular para niños, Circo poético. Antología de poesía mexicana del siglo XX, Silabario del corazón. Ramón López Velarde, Haikú, entre otros.

Semblanza del ilustrador:

Álvaro Santiago es pintor, muralista y escultor. Estudió en la Escuela de Bellas Artes, de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca. Dio a conocer su obra plástica por primera vez en la Fundación Cultural Miguel Cabrera de Oaxaca, en el año de 1978, y a partir de ese momento, su quehacer ha sido muy fructífero. Con Ediciones El Naranjo incursiona como ilustrador de libros para jóvenes.

Beneficios del libro:

• Permite el pensamiento reflexivo y desarrolla la capacidad de expresión.
• Desarrolla la creatividad y sensibilidad.
• Ayuda para que los jóvenes aprendan a comunicar sus sentimientos y emociones.

• Incluye referencias bibliográficas que permitirán seguir investigando sobre el autor,
enriqueciendo el conocimiento adquirido.

Público:

• Niños de 13 años en adelante.
• Padres de familia.
• Maestros de Español y Artes.
• Promotores de lectura.

Empieza a leerlo

Los niños eligen la poesía
La buena poesía, si la leíste bien de niño, se te queda, sin que hayas hecho
un esfuerzo. Para que los niños se acercaran más a leer poesía, yo no los
presionaría. Dejaría que se acercaran a cualquier tipo de libro, y es seguro
que si los pones a elegir entre matemáticas, química, biología y poesía,
eligen la poesía, y no porque sea más sencillo; creo que es mucho más com-
plicado leer poesía.

Me acuerdo de mi infancia, aquel día
en que yo jugaba junto al muro del patio,
tirando una pelota, que tenía a un lado
un perro verde deslizándose y, al otro lado,
un caballo azul corriendo con un jockey amarillo…

La música sigue, y he ahí mi infancia,
de repente, entre el maestro y yo, el muro blanco,
va y viene la pelota, ahora un perro verde,
ahora un caballo azul con un jockey amarillo…

Todo el teatro es mi patio, mi infancia
está en todos los lugares, y la pelota viene tocando
música,

una música triste y vaga que pasea en mi patio
vestida de perro verde volviéndose jockey amarillo…
(Tan rápido gira la pelota entre los músicos y yo…)

Arrojo la pelota contra mi infancia y ella
atraviesa todo el teatro que está a mis pies
jugando con un jockey amarillo y un perro verde
y un caballo azul que aparece por arriba del muro
de mi patio… Y la música arroja pelotas
a mi infancia…

***

Hoy vive conmigo en mi aldea.
Es un niño hermoso cuando ríe y natural.
Se limpia la nariz en el brazo derecho,
chapotea en los charcos,
coge las flores y le gustan y las olvida.
Le tira piedras a los burros,
roba la fruta de los árboles
y huye, llorando y gritando, de los perros.

***

Grandes son la poesía, la bondad y los bailes…
Pero lo mejor del mundo son los niños.

Deja un comentario

Politicas de Privacidad.