Google+

Descifrar el cielo. La astronomía en Mesoamérica

    • Título:Descifrar el cielo. La astronomía en Mesoamérica
    • Autor:Federico Guzmán
    • Ilustrador:Ángel Campos
    • Editorial:El Naranjo
    • Páginas: 80
    • Grado:Primaria y secundaria

Ir a sitio

Lectura recomendada a partir de 9 años en adelante…

Sinopsis

El lector podrá responder a estas y otras preguntas a través de las páginas de este libro: ¿Por qué para los habitantes de Mesoamérica fue tan importante descifrar el cielo? ¿Qué relación tenían la agricultura, la religión y la vida cotidiana de estos hombres con lo que acontecía en el firmamento? ¿Existe alguna relación entre nuestro calendario y los de los antiguos mesoamericanos?

Semblanza autor:

Federico Guzmán nació enla Ciudadde México. Estudió Letras Hispánicas enla UNAM. Comoautor ha publicado artículos en revistas y varios libros de cuento, narrativa e historia. Ha recibido premios y reconocimientos nacionales por varios de sus textos. Éste es su primer libro publicado en El Naranjo.

Semblanza del ilustrador:

Ángel Campos nació enla Ciudad de México. Estudió Diseño Gráfico enla Escuela Nacional de Artes Plásticas dela UNAM. Ha desarrollado un extenso trabajo como ilustrador y diseñador en los más diversos ámbitos. Sin embargo, dedica gran parte de su tiempo a la ilustración, para imaginar y crear.

Beneficios del libro:

  • El texto y las ilustraciones acercan a los jóvenes a la riqueza y la belleza de las obras prehispánicas.
  • Amplia el conocimiento y estimula la investigación.
  • Contiene una línea del tiempo para facilitar la comprensión de los momentos históricos.

Público:

  • Niños de9 a12 años.
  • Padres de familia.
  • Maestros de primaria, secundaria, profesores de Español e Historia.
  • Promotores de lectura.

Empieza a leerlo

Todas las culturas, por distintos motivos y con resultados diversos, han levantado la vista al cielo.

 Los pueblos que habitaron el México antiguo no son la excepción. De hecho, lograron descifrar los secretos que los astros murmuran noche tras noche y día tras día con asombrosa exactitud.

La astronomía llegó a ser para los mesoamericanos una verdadera obsesión y, fieles a ella, la llevaron hasta sus últimas consecuencias. A partir de ella crearon una religión, un modelo social, innumerables ceremonias y ritos, un estilo de vida basado en la agricultura y un calendario, el invento clave al que aspira cualquier sociedad interesada en la astronomía.

Las personas nos parecemos a las culturas porque, la razón es evidente, somos nosotras quienes las construimos. También nos gusta mirar el cielo de noche, cuando las estrellas, al parpadear, parece que quieren decirnos algo. De cierta manera intuimos que el firmamento guarda un orden que espera ser descifrado.

El mismo sentimiento que nos produce el movimiento cotidiano del Sol, los diferentes ciclos dela Luna—que a veces aparece de rostro entero y a veces sólo de perfil— y las figuras que forman las estrellas, fue el que experimentaron los mexicas y los mayas. Fue este sentimiento, esta curiosidad, esta sorpresa permanente ante el espectáculo inmutable del cielo, el que llevó a los hombres mesoamericanos a construir observatorios, realizar cálculos, predecir eclipses y medir el tiempo mediante los ciclos imperturbables de los planetas y las estrellas.

Este libro fue escrito para despertar tu curiosidad.

Para responder algunas de las preguntas que te formulas cuando ves el cielo salpicado de estrellas y para invitarte a observarlo con mayor detenimiento. Para explicarte cuál era la función de algunos edificios que has visitado en zonas arqueológicas o visto en fotografías.

Para que conozcas la relación que otros seres humanos, que vivieron hace cientos de años pero que se parecen a ti más de lo que crees, guardaban con el cielo y sus astros. Recorre las páginas de este libro y dirige tu mirada al firmamento. Al hacerlo, hallarás respuesta a muchas de tus preguntas y tropezarás con nuevos misterios. Y no olvides que esas estrellas que estás contemplando son las mismas que los mesoamericanos estudiaron desde lo alto de sus pirámides y observatorios.

Deja un comentario

Politicas de Privacidad.